Ir a la versión para discapacitados visuales
Tamaño de fuente
A A A
Esquema de color
a
a
a
Imágenes
Maximizar panel

Redes sociales

Faro en las calles

­­

­

­

­

­

­

El Efecto breakbot

­­

Fotos por Óscar Villanuevas Dorantes
Fotos por Óscar Villanuevas Dorantes
Aún no daban ni las 8:30 cuando escuche un comentario negativo hacia los grupos que talonean a las bandas, pero a todos agarraron de sorpresa cuando las luces se apagaron sin avisar, la música de fondo fue detenida sin la delicadeza típica, fue ahí donde una mujer y dos jóvenes salieron y empezaron a tocar; el ritmo era agradable, un electro muy común en la escena nacional, fue hasta terminar su primera canción cuando el grupo se reveló con la frase: -“Hola Plaza, yo soy WetBaes y esperó que les guste esto”.Media hora de agradarle al público ya hablaba bien de ellos, supieron ganarse con aplausos y una energía total, una dupla con potencial se ve reflejada en los movimientos en escena, en los diálogos con el público y sobre todo, en los movimientos con los instrumentos, estos jóvenes tienen potencial que aún no ha sido explotados, esperemos verlos en carteles de bandas recientes o en line-up electro. Con las intenciones más humildes, Wet Baes tuvo la aceptación (y me atrevería a decir) hasta de un 90% del público. Esta banda no es tan común como otras, una laptop con un programa para mezclar, un teclado, una guitarra y una batería entre 2 personas, crearon una buena organización, algo escaso actualmente, simplemente agradaron, deberías echarle un ojo a la banda a través de sus redes sociales. 
Todo comenzó con “Star Tripper”, los celulares estaban preparándose para grabar a Breakbot, el niño fresa detrás de mí gritaba jugando: -¡Yisus! Fue admirable ver como todo el Plaza Condesa se encontraba atento ante un teclado y sintetizador, la espera no fue mucha, pero las ansias de ver a Thibaut Berland, el equipo hace la fuerza, y aquí se comprobó, en compañía de Chistopher Irfane, un bajo, una batería, una voz femenil, se comprobaba que este fue el mejor concierto de música electrónica hasta ahora en 2017, la única perspectiva sería Crystal Castles. Para cuando llego la hora de “One Out of Two”, el público no paraba de bailar, un vaso de palomitas fue tirado cerca de mí, que toda la danza creada ahí, tuvo efecto oloroso. Algo curioso fue ver que no había mucho consumo de cerveza, la gente iba a bailar; claro, con sonidos 80´s ¿quién no se animó? En “Mystery” ya era otro ambiente, vapor ajeno hacía que sudarás conforme movías los brazos o las piernas. Uno al estar hasta enfrente no se percata de la magnitud del público, pero conforme me iba retirando para tomar espacio, observe que el lugar estaba lleno, quizás el evento no sea sould out oficialmente, pero a mi parecer, hasta el palco estaba repleto.En “Baby I´m Yours” se marcaba el final de una gran noche, de lo único que puedo dar mala referencia, era el exceso de humo en el escenario, lo lamento por mis compañeros fotógrafos, pero era una fuga de humo exagerada, lo que compensaba el estilo en escena fue el juego de luces. Fue un acierto que Breakbot se presentará en el Plaza, el público que lo quería ver salió satisfecho del recinto, y se agradeció la puntualidad y el tiempo requerido entre cambio de staff. 
Breakbot no es sólo un Dj en un escenario, ni otra banda de electro, es un proyecto que rescata la esencia de los 80´s para satisfacer esa necesidad de ritmo, baile y goce de bits que el público de hoy quiere en un concierto. Para los que asistieron, fue la mejor noche de miércoles que vivieron, para los que tuvieron las ganas pero no pudieron estar presentes, esta reseña es un punto para que se den cuenta de que eventos como este son irrepetibles, pero son un parte aguas para superar en producción en la siguiente visita. Además de que hacerlo en miércoles es darte un descanso de la rutina de la oficina o escuela.