Ir a la versión para discapacitados visuales
Tamaño de fuente
A A A
Esquema de color
a
a
a
Imágenes
Maximizar panel

Redes sociales

Faro en las calles

­­

­

­

­

­

­

Después del Simulacro, Un Relajo
En un día donde se conmemora doble efeméride, una lluvia ligera anticipaba el regreso de los charlatanes más conocidos del Reino Unido. Con todo y esto, las cosas se alinearon para disfrutar de un concierto íntimo y degustable. Fotos: Óscar Villanueva
En un día donde se conmemora doble efeméride, una lluvia ligera anticipaba el regreso de los charlatanes más conocidos del Reino Unido. Con todo y esto, las cosas se alinearon para disfrutar de un concierto íntimo y degustable. Fotos: Óscar Villanueva

Reseña: @luck_Sky100

Sin ningún grupo abridor, la espera más cortan apagado, los fotógrafos es, las luces se habían apagado, los fotógrafos estaban en el pit, e integrante por integrante salieron para tomar sus respectivos lugares. Desde aquel 2010 en donde se pospuso su primera presentación del Salón, tuvimos a Martin Blunt, Tim Burgess, Mark Collins y Tony Rogers; para muchos conocedores, ver la alineación actual en pleno 2018, se disfruta, por obvias razones, Jon Brookes y Rob Collins no estarán jamás en la banda (en paz descansen). Un detalla del público, fue la edad, señores de 30´s y 40´s era el público selecto, ya que a pesar de tener fans jóvenes, estos no eran el principal target del grupo, una banda casi noventera que experimentó las oleadas novedosas (en su tiempo), de sub géneros como el britpop, alternative, indie e incluso creando otro nuevo término a la amplia gama de clasificación que no se encuentra en mixup, Madchester, debe ser reconocida no importa la edad del fanático, del 89 al 18, son 29 años de escena improvisada, unos meinstream del underground.

Martin y Tim son los símbolos que encabezan el grupo, cada uno tan diferente pero complementario, en el bajo, prefiere estar desapercibido pero dar el toque correcto; la voz, aunque no considero a Tim un sex symbol, tiene autoestima demasiado alta y no le importa ser el señor flaco güero de corte en forma de cabeza de coco, él si se quedó en otra década, no son cosas que nos incumban y que le afecten. Tony es un maestro, genio que oculta su imagen detrás de un piano, y se resguarda con un teclado, pero que es tan vital como el agua en las plantas, pocas imágenes de él se encontrarán en esta y otras galerías del concierto, así que, aprovéchenlo. Peter Salisbury es el baterista que los acompaña en las giras, siempre se funge una labor tan importante en las batacas y es regular dejarlo hasta atrás (niéguenmelo), pero a él se le dio un lugar hasta delante para que la gente lo viera, conociera y saludara.

Con trece materiales de donde sacar un gran setlist, la gente estaba a la expectativa, ya que se tenía el temor de escuchar más del último material “Different Days” publicado el año pasado. Muy equilibrado, sin perder a su público fiel, pero dando novedades. De las novedades, nos dieron “Totally Eclipsing”, algo que si gustó, pero no fue trascendente en este show. Temas clásicos como “Weirdo”, o “My Beautiful Friend” que con apenas dar unos acordes o tocar el platillo menor, la gente sabía que eran esas canciones. Uno de los discos más aclamados en este show fue “Telli´n Stories”. Y si a temas icónicos (y quizás el más conocido por todos de la banda), fue la penúltima cnación “The Only One I Know”.

Esta fue una reseña breve, más que una narración, tuvimos la oportunidad de ver en México por segunda y quizá (si las circunstancias lo obligan), la última versión activa de Charlatans, tan puedo decir que si el día de ayer, más adultos eran los que pagaban por verlos, su generación se irá perdiendo si no enseñamos este tipo de bandas no tan comerciales a las nuevas generaciones, valió la pena verlos en vivo, no fueron tacaños con las canciones, ni el tiempo; me hubiera gustado ver la armónica o un poco más de interacción verbal, eso sí, emocionaba Tim con “¿Cuál quieren?” En fin ¿qué te pareció a ti? Claro, si estuviste presente.