Ir a la versión para discapacitados visuales
Tamaño de fuente
A A A
Esquema de color
a
a
a
Imágenes
Maximizar panel

Redes sociales

Faro en las calles

­­

­

­

­

­

­

Estreno en el Teatro Benito Juárez de “Los difusos Finales de las Cosas”
Porque hay teatro en la Ciudad, checa la reseña de Jorge Emilio Sánchez en la corta temporada de Los Difusos finales de ls Cosas en el Teatro Juárez.
Porque hay teatro en la Ciudad, checa la reseña de Jorge Emilio Sánchez en la corta temporada de Los Difusos finales de ls Cosas en el Teatro Juárez.

Los difusos Finales de las cosas” obra escrita por el autor colombiano Carlos Enrique Lozano Guerrero, que fuese merecedora del Premio Nacional de Dramaturgia en Bogotá en el año 2006, fue estrenada éste viernes en el Teatro Benito Juárez de la Ciudad de México, y podrá disfrutarse también los días Sábado 25 a las 19:00 hrs. y domingo 26 a las 18:00 hrs.

En ésta ocasión es interpretada por los actores; Sonia Franco, ganadora del premio a mejor actriz en el Festival Internacional de Cine de Morelia 2017, Cecilia Toussaint quién además de ser actriz, es cantante, compositora, y se encuentra en su regreso a los escenarios, Ricardo Rodríguez y José Cremayer, quienes a pesar de no tener una carrera tan amplia como la protagonista Sonia Franco, han tenido participación en otros títulos como “A los ojos de Ana” y “Bye Bye Bird” dejándonos claro el talento y pasión que tienen por las artes escénicas.

Los personajes, rara vez dialogan entre sí, cuando uno de ellos se encuentra en el plano principal de la escena, los demás se encargan de narrarnos lo que sucede con éste, ya sea lo que pasa por su mente, o lo que compone su personalidad, complementado por discursos individuales, realmente largos, que permiten apreciar la capacidad de los intérpretes. La obra narra principalmente la historia de “Ella” quién padece una soledad agobiante debido a “La madre de Ella” aturdida por la edad, “El Novio” sumamente ansioso, planificando cada paso que da sin prestarle atención a “Ella”, y “El otro” su amante, su jefe.

Con una creación escenográfica sencilla pero innovadora, podemos ver a los personajes desenvolver la historia en distintos lugares, gracias a la detallada descripción de éstos en la narrativa, un escenario que invita a la intimidad de la obra, con un inicio incierto, un desenlace divertido, que despierta risas a la audiencia en cada oportunidad, y sobre todo con un discurso claro, que nos invita a la reflexión de los problemas que se viven en la cotidianidad femenina, sobretodo en la cultura latinoamericana, que la hace sentir agobiada por lo que sucede a su alrededor, abandonada, y juzgada a cada paso.

Entre debates religiosos, ideológicos, amorosos, familiares, de género y costumbres, ésta obra, divierte, relaja, y hace reflexionar, además con un gran trabajo del equipo del Teatro Benito Juárez, manejando un ritmo de luces y musicalización casi perfecto.