Ir a la versión para discapacitados visuales
Tamaño de fuente
A A A
Esquema de color
a
a
a
Imágenes
Maximizar panel

Redes sociales

Faro en las calles

­­

­

­

­

­

­

WILD O FEST. Un festival colorido en un día gris
Checa como vivimos la edición 2019 del Wild O´Fest y espera más fotos. Rep: Noemí Hernández/Foto: Luck 
Checa como vivimos la edición 2019 del Wild O´Fest y espera más fotos. Rep: Noemí Hernández/Foto: Luck 

Sábado, día de descanso, ya sea por una ardua semana en el trabajo o por la fiesta del viernes uno ocupa ese día para relajarse, pero no el 01 de junio, ese día estaba agendado, teníamos una cita en el Pabellón Cuervo. La esperada cuarta edición del Wild o Fest nos exigiría toda la pila del mundo para entrar en el ambiente que sólo el surf y el garage pueden ofrecernos.

La jornada musical empezó desde temprano, y es que era un cartel extenso para un solo día, los horarios indicaban el inicio a la 1 de la tarde y algo que debemos aplaudirle a este Festival es la puntualidad de los actos.

El ambiente era muy retro, y vaya que los asistentes se esmeraron en sus outfits, veíamos copetes levantados, chamarras de cuero y sobre todo camisas coloridas que nos llevaban a sentirnos en otra época. Para complementar, teníamos puestos donde podíamos encontrar discos en diferentes formatos, siendo el vinyl el más popular, cassettes, playeras y pines.

Por supuesto que México hace surf, y para representar a la escena nacional pudimos ver a “Los Pegajosos” quiénes con gran energía encendieron el escenario. The Surfrajettes se robaron el corazón de los asistentes, estas chicas son magia pura en el escenario, desde su vestuario y sus peinados llenos de psicodelia acaparan la atención, pero verlas tocar es increíble, ya que con delicadeza nos regalan un rock que no nos imaginábamos. Dr. Explosión y su invasión de energía, estos españoles nos regalaron uno de los mejores momentos de día, desde las letras de sus canciones hasta meterse a tocar en medio del público y armar tremenda fiesta. The Phantom Four, ejecuciones de surf perfectas que nos recuerdan porqué este género no es para todas las personas, pues definitivamente hay que llevarlo en el corazón. The Gories, la locura llegó al escenario con su estilo despreocupado. Dávila 666, un esperado reencuentro que puso a cantar a todos, da gusto ver música en español encabezando festivales.

La lluvia no detuvo en ningún momento la emoción, de hecho era lo de menos, había más gente mojada dentro, pues las “chelas” no dejaban de volar en cada presentación y el sudor por tanto brinco también estaba presente. La euforia era mayor en el público que estaba al centro del escenario y hasta delante, pues no perdían oportunidad de bailar, brincar, armar slam y hasta aventarse al escenario, pero no se preocupen que nadie salió herido de gravedad, si acaso un par de golpes que se llevaron los fans al caer y un par de fotógrafos a quienes les cayó por sorpresa uno de estos aventados mientras capturaban lo mejor del evento.

The King Khan and BBQ show, la presentación que robó la noche, pues su estrafalario vestuario y sus poderosas melodías pusieron a brincar a todos. The fuzztones la banda por la que muchos asistieron nos dejó con gran sabor de boca, nada como ver a estas leyendas sobre el escenario.

La gente lucía contenta, con chela en mano, las pláticas y bromas entre amigos llenaban el lugar y hacían la espera amena, mucho baile y movimiento. Amigos que se encuentran y nuevos conocidos es lo que deja cada evento, este no sería excepción. A veces hay ideas irreverentes, y tomarse de la mano con los desconocidos a lado para entonar una canción de amor puede no tener el resultado esperado, pero había que intentarlo, igual lo peor que te puede pasar es que te miren de manera extraña. O por qué no, aprovechar para regresar a los viejos tiempos, e intentar lo que no se pudoen años anteriores sobre todo si por azares del destino te encontraste a tu crush de hace años y la ocasión se da.Para terminar el día The Mummies, después de mucho tiempo y promesas en varias ocasiones por fin los tuvimos en México, su estilo irreverente y que se caracteriza por la manera despreocupada de tocar y por sus trajes de momias se adueñó del Pabellón Cuervo para cerrar con broche de oro lo que sería el primer gran evento del mes de junio.