Ir a la versión para discapacitados visuales
Tamaño de fuente
A A A
Esquema de color
a
a
a
Imágenes
Maximizar panel

Redes sociales

Faro en las calles

­­

­

­

­

­

­

Believe it baby, white lies are my thing

Fotos: Óscar Villanueva

Repot: @Luck_sky100

Mayo es un mes de risas, de contaminación, de festivales, y después de vivir la experiencia Corona Capital GDL, y previo al Pulso, los White Lies tenían una parada obligatoria, volviendo a repetir el recinto del Plaza Condesa, entre malas noticias, la velada se puso sublime.

 Desde hace un año anunciando su show y previa publicar su quinto álbum “Five”, Harry McVeigh y Charles Cave dieron la noticia exclusiva en nuestro país y pocos recordábamos que 2018 era su aniversario 10, presentando obviamente el último disco, también pudimos apreciar una clara y justa semblanza del “To Lose My Life…

Todo inició con “Time to Give”, un tema que desde el año pasado, perforó nuestros oídos y se nos quedó en la cabeza. Con gran montaje de luces, el resto de las canciones estuvieron perfectamente sincronizadas con la tenue intensidad, hasta simulaba el fondo de Phoenix. Continuando más con Five, otros temas que estuvieron presentes fueron “Tokyo, Never Alone & Jo?”, otros presentes en los cuales era necesario moverse, empujarse, sin la necesidad de hacer un slam pero sí de empujar y cantar “There goes our love again, elate my heart and take the time”.

Por favor, si van hoy, no olviden hacer esto, dejar guardado el celular, disfrutar, y no tirar su chela, les hará falta para cuando suden. Esto show traía de todo, una playlist para cualquier mood, sentirse correspondido por esa persona que hoy te está rechazando, o si tuviste suerte, está justo a tu lado mientras suena “Unfinished Business”. Uno de los temas que más me deseperaron (por parte del público), fue “Take it Out on Me” ¿Por qué nadie corría? Aunque el lugar estaba repleto y apenas cabíamos para quedarnos quietos en un lugar, este tipo de energía debe ser correspondido con tal actitud, dejé de escucharme a mí mismo, para perderme en el coro ajena de otros desconocidos que como yo, sólo querían el tiempo y la presencia de Harry, charles y Jack para interpretar en vivo “I´m in love whit the feeling. Oh take It Our on me, Maybe hooked on the healing…

Cuando salieron al escenario, fue después del show abridor de Valsian, a las 9:06, los 34 minutos más tardados de mi vida, o por lo menos de este mes, pero con un total de 1 hora con 14 minutos, daban fin a su primera parte del set, nos faltaba un enconre, al regresar, Harry en solitario, tomó el lugar del teclado y nos deleitó con “Change”. Otros temas que jamás olvidaré por su ejecución en vivo fue “In My Love Enough?” Aunque sentí fraude por la falta de “Believe It”, ya que fue otro tema promocional del Five y en verdad lo esperaba. Pero no se puede decir que estuvo horrible, algo de atraso, una que otra canción fuera del setlits pero ante todo, calidad visual y auditiva, lo mejor, saber que Londres fue, es y seguirá creando músicos de talla internacional.