Ir a la versión para discapacitados visuales
Tamaño de fuente
A A A
Esquema de color
a
a
a
Imágenes
Maximizar panel

Redes sociales

Faro en las calles

­­

­

­

­

­

­

El Knotfest que nos sorprendió
La tercera edición del Knot fest se llevó a cabo el pasado sábado 28 de Octubre, una edición única en este año, dos festivales más de metal preparados para este fin de semana, pero ¿cumple los estándares para ser el mejor festival de metal en este 2017? ¿Es una producción cabal en su tecnicismo completo? Más que reseñar bandas, cantamos lo positivo en los ensambles, lo negativo en la ingeniería, lo sorprendente en cuestión publicitaria y lo típico show´s. Fotos: cortesía de Zepeda Bros.
La tercera edición del Knot fest se llevó a cabo el pasado sábado 28 de Octubre, una edición única en este año, dos festivales más de metal preparados para este fin de semana, pero ¿cumple los estándares para ser el mejor festival de metal en este 2017? ¿Es una producción cabal en su tecnicismo completo? Más que reseñar bandas, cantamos lo positivo en los ensambles, lo negativo en la ingeniería, lo sorprendente en cuestión publicitaria y lo típico show´s. Fotos: cortesía de Zepeda Bros.
Iniciamos con una gran impresión, diferentes actividades acompañaban la intemperie de los tres escenarios, algo que desde un inicio hizo crítica, fue la inclusión de más talento nacional en el line-up, ahora con pre enlistado y agregado. Un museo con diferente contenido cada año, presenta las bandas que representaban este cartel, las compañías se han esforzado para que nos pongamos la marca hasta en tatuajes, como en el caso de Kraken o True Taste. Spotify no se quedó atrás, con una rueda de la fortuna que quedaba a doc con la temática del circo infernal del festival. Hasta Jabalí (la cerveza), se puso las pilas y se despachó las cheves. El lugar se amplió más el espacio que en otros festivales, las zonas food trucks y los baños con colas tan impresionantes que preferías aguantar las ganas de comer y orinar.

Day Of The Gusano:

Tras la cancelación de Asesino, se agregó de último momento a S7N, una banda que desde hace 2 años ha sonado y se integra a la playlist del público nacional, un thrash algo convencional pero con una formula agresiva en las liras y percusiones, estos chicos han elevado su nivel de calidad en escenario y la gente los ha tomado con grata actitud, ya que se vio una claridad de satisfacción en su presentación, desde el hipster que escucha metal comercial cantando las rolas, hasta el gordo aeter de 40 años que creció escuchando Pantera metiéndose al mosh con S7N. Sólo puedo decir que fue muy acertado este momento. Un desperdicio de luces, ya qu nos encontrábamos en plena 14:00 hrs y ni se percibían los tonos, colores y la intención de estos.

 Se podría decir, que este escenario (aparte de recibir el nombre del documental de Slipknot), es el segundo principal. Al principio se asignaron horarios independientes entre este stage y el Maggots stage, esto hasta las 5:30 pm donde Anti-Flag terminando su presentación, abría inmediatamente Anthrax. Here Comes The Kraken y Children Of Bodom fueron los espectáculos más aclamados de este escenario. HCTK representando la escena nacional, desde Aguascalientes con su fórmula de death-metal-core de influencias gringas supo dirigirse a la innovación nacional. Children por su lado, llevo un espectáculo bien producido pero, estéticamente, le faltó. Una saturación de bajo y micros no bien ecualizados se presentaban en una que otra rola pero con la convicción que solo ellos tienen en el escenario, sentí que debieron ponerlos en el escenario principal, pero ya reflexionando, fue lo mejor que se ubicaba en este día del gusano.

 Anthrax, por su parte, espera mejor calidad, más variación en su setlits, y un poco de interacción, algo que definitivamente falto, si a eso le agregamos que los ingenieros de audio no dejaban ni el mirco principal de con ecualización previa, se experimentó el audio en pleno concierto. Son una leyendas, son el 4 eslabón del Big 4 pero desde hace 2 años, en 2015 con la visita junto a Maiden, se quedó corto su espectáculo, y pensé que aquí se corregiría eso, muchas expectativas. No lamente no encontrarlos en el escenario principal, sin duda lo que representó a esta banda y la fama que conservan, ya se va quitando de los escenarios y sólo nos sobra la nostalgia. Anthrax son chidos pero no rifan de más, quizá por eso el horario tan temprano que tuvieron y el escenario. (Ojo, me gustan pero soy crítico).

The Maggots Stage:

 Pensé, que por ser el escenario chico, tendrían más talento under y nacional, pero fue mi error un 50%, Si hay grupos no under pero no tan conocidos, como ONI, a pesar de tener una búsqueda minuciosa, no son tan reconocidos en redes o en youtube, pero tiene su público, desde Canadá con su progresivo, un-industrial metal, hacen una mezcla tan funcional en los nuevos sonidos, ahora que todo quiere sonar a electrónica, pero sin perder el toque profundo y agresivo, eso sí, el público que más vi eran los hardcores. Con 30 minutos en escenario, tuve que memorizar más de ellos. 

Atilla, Tech N9ne y Periphery fueron actos un como sencillos, amados por sus fans de cada grupo, pero si dejaron que desear, los sentí más como rutina, y las condiciones del escenario no fueron muy factibles en cuestión de visuales o luces, las luces se comprende y se ahorran energía, pero al no tener una pantalla de apoyo, en el caso de Tech, hubiera ayudado un poco de arte visual, ya que ellos se reconocen por jugarle con animación o digitalización, y no es por mal plan, pero si fue adecuado este escenario, no excedió el límite de las vayas el público. EN Periphery, muy buena calidad de audio, pero en Atilla, falto probar algunos micros y baterías, ya que resonaban a la hora de su presentación.El Day of the Gusano y the Maggots Stage se encontraba a una distancia muy corta, tanto que si te ibas a un punto medio como las carpas de comida o los stands de ropa, se escuchaba una mezcla de ambos escenarios, no afectaba tanto al DOTG pero si al más chicos de los dos. Cuando una banda terminaba ya sea en cualquiera de ambos stage, inmediatamente la que seguía sonando incrementaba el volumen de manera brusca, cuando el toro escenario regresaba con grupo, el contrario baja sus niveles de manera repentina. Puntos malos para estos dos escenarios, o mejor dicho, para la logística de ubicación.Lo mejor, casi impecable, lo que rifo y puso a romper madres, fue Anti-Flag, ellos fueron los encargados de cerrar a temprana hora este stage, con canciones clásicas como “This is the End, Broken Bones y The Press Corpe”. Desde Pittsburgh, con pocas visitan a nuestro país pero siempre dejando algo positivo de que hablar, un discurso de anti odio político y furia por la vida, fue lo que resumiendo, se dio en el espectáculo, eso sí, saturación en guitarra y bajos niveles en batería. Como en el escenario del día del gusano se retrasaron en la salida de Hatebreed, ambos escenarios tuvieron ligeros prolongamientos de tiempo, haciendo que Anti-flag saliera 16 minutos después de su hora, lo mismo con Anthrax.

Tecate  Stage:

 Sabemos que por ser el escenario principal, deben de estar las mejores bandas exponiendo su superioridad en producción, en ediciones anteriores se comentaban una ubicación distinta a su lugar de hoy, pero fue de manera estratégica, acertada, ya que los otros dos stage cerraron sus funciones horas antes, lo cual hizo que todos los asistentes emigraran hacia esta plataforma; hay gente que no le gustaban los grupos restantes pero se aguantaban para ver a Korn o A Perfect Circle, en estos casos, pensé que hubieran ampliado más los tiempos de los otros escenarios o agregado más bandas para que las personas que ni eran participes de Stone Sour, Korn o A Perfect tuvieran más opciones en su festival. Pero ya después de analizarlo, es un problema de impotencia pero no tan grave. 

Desde Cerberus iniciando el festival en este stage, has Korn, se notaba las diferencias en producción y cuidados del mismo, el sonido varia por grupos, pero siempre con una tonicidad que satisfacía a todos, las pantallas si servían para el público más alejado de las vallas, el arte que componía la fachada del stage fue muy simple a comparación de años pasados, pero al final del día, eso valió un bledo. 

El primer show que en serio me impacto, fue el de Maximum The Hormone, japoneses que enserio saben lo que hacen, una mezcla muy difícil de explicar, desde el Un, death, ska, reggae y happy punk, metal, me recordó la sinergia que tuve con System Of A Down y la explosividad de Monkyes Hole. Una propuesta digna de estar en un escenario de alta calidad, cuando escuche que era de Japón, sólo pensé, es el único lugar que esta entre los gringos y los chinos, aprenden y estudian la música como nadie. Frenesí con el público, júbilo con las sensaciones, puff, y una baterista que por sus rasgos físicos, no se si sea mayor o menor. Temas tan chuscos y tan irreverentes que son como lechugas frescas, ya hacía falta una visita así. Un espectáculo de 9.8, mucho bla, bla pero también gratitud con “Arigato”.

 Cannibal Corpe, les juro que pensé que en este punto del festival, saldrían muchos cráneos rotos, desmayados o golpeados delante de la barda, pero a pesar de tener calidad, brutalidad en los acordes, golpes ten vibrantes en la batería, hubo el menor saldo blanco que alguna vez he visto en un grupo como este; pioneros en su sub género y maestros del rock en general. Quizá, el único grupo de cala producción, todo estuvo excelente, buen setlits, pero ahora el problema se lo atribuyo al público, los de antaño mirando en las orillas o a lo lejos, pero disfrutando, los jóvenes, no se si fue apatía o flojera, pero sólo encontraba melenas movidas y puños al alza, pocos moshs, escasos diría yo, eso sí. La perfección de estos señores se hizo presente de inicio a fin. 

Stone Sour estuvo bien, rompió expectativas, animo más al público con sus canciones y sus juegos arriba del escenario; aún le falta para ser un gran exponente del rock en nuestro país, muchos asistentes aprovecharon el tiempo de Stone para ir a comer o al baño, ya que el plato fuerte era Korn y preferían cargar su teléfono en los stands o simplemente descansar, pero para los que si poníamos atención, presento una línea del tiempo en su setlits que para los fans, fue sublime, para los que no los conocían al 100%, estuvo entretenido, y de relleno para los que quisieron ignorar, acaparo mucha atención también porque ya no había más competencia en otros escenarios, y para rematar, un magnífico juego de luces. A Perfect Circle; hago un gran salto en hablar de ellos porque no rompieron expectativas fuertes, son grandes músicos, impecable producción de ajustes sonoros, calidad en luces, temática muy simple, y un tiempo ligeramente retraso de 10 minutos, por consecuencia, termino a las 12:30 y no 12:20. Fueron pioneros en el progresivo, pero no son un headlinner como ara este festival, no me quejo, simplemente expongo la idea como la sentí y pude confirmar con colegas que asistimos al evento, los de antaño lo disfrutaron pero se retiraban temprano por el tiempo, los que compraron paquetes de autobuses, se fregaban y tuvieron que ver el show hasta el último momento, este tiempo sirvió de despedida, hubo muchos que se quejaban por qué la ausencia de Slipknot en su festival, pero yo sencillamente agradezco que no se repita un tercer año consecutivo, eso en primera de quitar la esencia del festival, se haría monótono y repetitivo. A perfect estuvo bien, un 8 se merece.

Korn; la sensación del festival, los que debieron ser headlinner, todos los asistentes reunidos, los foráneos mojándose por primera vez en verlos en acción, los que ya los conocíamos, emocionados por ver que sorpresas nos preparaban, y en conclusión…Buen setlits, ritmos pegados a las canciones originales, gran trabajo de amplis, buena ingeniería, aunque no tan perfecta como en Cannibal, muchas voces mal cantando en inglés y con tonos difíciles de imitar pero que sencillamente, no había explicación para eso. Korn sin duda fue la estrella del festival, de hecho en twitter, fue de los 10 “#” hasta que salió Paul McCartney en el Azteca. Tras concluir con su show, muchos vecinos que se encontraban presentes, empezaron a retirarse.

Sin duda, fue una de las ediciones más preparadas, no la favorita porque ya muchos tomaron el segundo año como el mejor, pero más de 35 mil personas estuvieron presentes en el festival de metal mejor realizado este año, el Northside no fue tan llamativo, y muy lejos para los turistas del centro, aquí encontramos asistentes desde Campeche, Aguascalientes y puebla, algo curioso, al día siguiente estaba el Puebla Metal fest gratis que tuvo un sould out. Ya se tiene fecha de la siguiente edición, el 3 de Noviembre del 2018. Rompió expectativas, sí, funciono, también. La ausencia del Hell & Heaven fue un factor que involucro las ansias de este festival, ya que, con tres años, ha demostrado ser auténticamente reconocido por la escena mundial, aprendió de sus dos primeras ediciones, por eso la adjunción de talento nacional en escenarios grandes, no volver a meter mala propaganda como la de Sabrina, mejor calidad en audio, más mercadotecnia trabajada entre medios y su publicidad. Van bien.