Ir a la versión para discapacitados visuales
Tamaño de fuente
A A A
Esquema de color
a
a
a
Imágenes
Maximizar panel

Redes sociales

Faro en las calles

­­

­

­

­

­

­

Una Noche de Panteras

Image description

Febrero se va, pero antes, tuvimos el placer de contemplar un show irrepetible, ante otros eventos como Sleep With Sirens o el EDC, los amantes del heavy metal saltaron y cantaron al ritmo de “Death To All But Metal”. Checa lo que se vivió en esta reseña.
 Aproximadamente, entre las 8:25 y 8:46 PM, el Plaza se empezaba a llenar, el PA estaba listo para que la banda “Cerberus” dieran el telonazo; aquí me detendré un poco, cuando una banda tan emblemática como Steel escoge un talento joven y fresco del país al que visita, es todo un honor para esa banda afortunada, y muchas veces el público puede abrirse y apoyar a una banda local, pero el público mexicano es meramente malinchista y apático con su propia gente, estos jóvenes, subieron al escenario sin ningún temor a la vista, buscando dar lo máximo de ellos para dominar a unos monstruos, entre bullas y gritos ofensivos, Cerberus soportó el mal trato de personas que dicen amar la música y a las bandas locales, hubo un momento de defensa por parte de Paul Wrath (el vocalista), en donde al oír un “¡Tocas de la verga!”, contesto ante el comentario sin caer en lo más vulgar con un simple:“¿Qué me quieres tocar la v…?”Este tipo de ejemplos es lo que deberíamos evitar como público mexicano, el minimizar a las bandas, no quiero estancarme con estos chicos porque sé que esperan leer acerca de Steel, pero ya para recalcar, Cerberus ante todo, se la rifo como pro esa noche.
¿Qué podemos decir de Steel Panther que no se vea falso? Simplemente todos los adjetivos calificativos positivos que existan, cabales, insuperables, imperfectos, magistral, etc. Si estuvieron al pendiente de nuestra corta transmisión en vivo, se percataron que no podíamos sostener el celular ante tanto alboroto, un campo minado de personas empujando canción por canción; algo curioso fue ver a la mayoría de los asistentes con un paliacate o banda al estilo de pelaje, chaquetas de cuero y cabello alborotado, todos muy representativos como los 80´s. Si alguna vez escuchaste a tu mamá decir, que señalar con el dedo es grosería, estos muchachos no entendieron, cuando Russ Parrish lo hacía, prácticamente se vivía un desmayo, como 5 veces levanto su dedo índice para saludar y esas mismas 5 veces, vi a hombres y mujeres rendirse ante el fanatismo. Conciertos como este se viven escasos momentos de la vida, en hora buena por los que asistieron.

Fotos cortesía por Óscar Villanueva

Fotos cortesía por Óscar Villanueva

Image description