Ir a la versión para discapacitados visuales
Tamaño de fuente
A A A
Esquema de color
a
a
a
Imágenes
Maximizar panel

Redes sociales

Faro en las calles

­­

­

­

­

­

­

Una Niña es una Cosa a Medio Formar
Por @Luck_sky100:“Qué tal si pudiera, pudiera hacer. ¿Otro mundo entero una civilización entera en esta, esta ciudad que no es casa? Pero si puedo. Y puedo elegir esto. Y nadie se está cayendo al infierno.” 
Por @Luck_sky100:“Qué tal si pudiera, pudiera hacer. ¿Otro mundo entero una civilización entera en esta, esta ciudad que no es casa? Pero si puedo. Y puedo elegir esto. Y nadie se está cayendo al infierno.” 

“Qué tal si pudiera, pudiera hacer. ¿Otro mundo entero una civilización entera en esta, esta ciudad que no es casa? Pero si puedo. Y puedo elegir esto. Y nadie se está cayendo al infierno.”

El principal problema de ser mujer es expuesto ante el escenario por una actriz cuya simpatía es evidente, el concepto es el mismo, la forma de narrarlo es lo que define el sentimiento de dicha obra.

Una obra original de Eimear McBride y adaptada por Annie Ryan y dirigida por Juan Miranda, este fin de semana acabamos de presenciar la primera función de la temporada “Una Niña es una cosa a medio formar”, de 2 fines de semana, el 3 y 4 y el 10 y 11 de Agosto, una obra que en su primer día fue sold out.

Pero ¿valió la pena cada instante de la hora y 15 minutos? Analicemos rápidamente, el concepto de guión es tanto memorable como algo que podría haber mejorado, no porque no sea bueno, sino que puede ser moderado, como el asunto del lenguaje, a veces se excede en momentos donde con una grosería se entiende pero es tan empático en el aspecto social de cualquier región de nuestro país que fácilmente puede ser adaptada a cualquier zona tercer mundista como nosotros, Irak, Arabia Saudita, Colombia, donde sea, ya que la mujer siempre sufrirá ataques tan directos como “Tú provocaste esto por andar así” o “Vas a querer o te haces del rogar”.

Quizás, y aunque no lo parezca, es una obra bien ejecutada por Annie, ya que con tono de burla, y bien centrada en su papel, explica y se explaya de una manera tan cabal que para uno es sencillo comprender una violación de parte de tu tío, es sencillo comprender como golpean a una mujer y cómo es asqueroso ligar con una mujer si eres un patán, pero porque uno está sumergido en esos temas, en cambio, para los que no comprenden su entorno, será algo tan revelador, por eso no siento que sea apta a menores de edad, ni a sensibles, claro está.

Sinceramente es tan buena que no se necesita más elementos, la escenografía fue tan sencilla que ni uno se preocupaba de ella, y el juego de luces apuntaba muy bien a su personaje que nos salieron estas increíbles fotos.