Ir a la versión para discapacitados visuales
Tamaño de fuente
A A A
Esquema de color
a
a
a
Imágenes
Maximizar panel

Redes sociales

Faro en las calles

­­

­

­

­

­

­

Sweet Tropico, Encanto de Mayo
Mayo termina y su última presentación fue un sould out, la sorpresa, un grupo latino logró lo que pocas bandas internacionales hacen.Conoce la historia de este encanto tropical y checa la reseña de Monsieur Periné en el Plaza. Fotos: Daniel Cardeña
Mayo termina y su última presentación fue un sould out, la sorpresa, un grupo latino logró lo que pocas bandas internacionales hacen. Conoce la historia de este encanto tropical y checa la reseña de Monsieur Periné en el Plaza. Fotos: Daniel Cardeña
Nos entretuvieron con un show abridor algo bajo, no es que Silvana no de la talla, simplemente, mucha gente no hizo caso a su proyecto al distraerse en cuestiones banales, los pocos atentos poníamos atención en su modo de hablar, de moverse, incluso me dio risa un comentario que hizo al contar su historia de amor fallido con un inglés, “los argentinos y los ingleses tenemos una rivalidad, quizá sea por el fútbol…”, en ese momento, sólo se me ocurrió decir “Malvinas”. Tres personas en escena, un proyecto solista que refleja ese buen pop que se perdió al fusionar el reggaetón, amor y cosas rosas en las letras, algo digerible pero siento que el público quiso más.

En el cambio de set para Monsieur, se sintió algo de inquietud, al dejar las luces apagadas, creando una finta de “ya, estamos a punto de salir”. Después de 25 minutos, la pantalla ilustraba luces de la fina luz trasera de las luciérnagas, grillos cantaban de fondo, por fin era hora.

Monsieur Periné hacía acto de presencia, no sólo con 3 integrantes, como lo que estamos acostumbrados a pensar, un teclado, guitarras, una batería, un trombón, y coros acompañaban la parte trasera, entre ellos, Silvana Moreno; todo estaba comenzando de manera sublime, no fue hasta el tercer o cuarto acto (falta de memoria), donde Catalina, uso tiempo para subir a un fan, dicho personaje, era clave para una propuesta de matrimonio conocida (algo ya visto pero contadas las ocasiones y sin duda, se debe ser valiente para hacer eso sin saber la respuesta), el show de Allison en donde se hizo la misma práctica, puede ser ya olvidado, “Bailar Contigo” fue el soudntrack de la gran escena cursi pero que a todos nos dejó callados y con ganas de “ow, porque no fui yo”.

Un sould out en la semana del evento, muchas familias (mamá papá, hijas, hermanos, primos, etc), fueron los asistentes y consumidores de este show que puedo confirmar, es lo mejor de Mayo y lo que haya pasado después de Ibeyi. Un ambiente en donde olvidamos los géneros y nos dedicamos a bailar en nuestro espacio de 25 centímetros. En “Sabor a Mí”, se demostró una dinámica de grupo, una familiar bailando arriba y abajo, izquierda y derecha, todos con su respectivo trabajo y una sonrisa hacia el público. Una sorpresa de la primera invitada, Mayte en la trompeta.

Colombia es un país que no se considera solamente hermano, sino un ermitaño del capitalismo salvaje, muchas similitudes con México, y en aspectos social, el respeto de género quedó marcado con el discurso de Catalina García, dando testimonio de una nueva revolución social, invitando a los hombres a sacar y tolerar su lado femenino, “Mi Libertad”, quizá sea un nuevo himno de equidad de género, eso sí, suena mejor y con más energía en vivo que en audio.

El segundo invitado, era de casa, Leonel García (obviamente interpretando “La Sombra”), creó un estampida de gritos (en su mayoría de las chicas). Un tema que volvía a este sentimiento de tristeza pero fortaleza interna, fue “Lloré”, sin exagerar, todos los temas en vivo, y específicamente este, dan otro atributo y sensación que en su formato audio. Este concierto fue la presentación de Encanto Tropical, un álbum que el día de hoy, hemos decidido coronar como de los mejores en pleno 2018, y tan seguros estamos que tiene la misma calidad de “Musas” de Natalia y mucha mejor esencia que Pate de Fúa.

Una banda autonombrada pop, pero que sería una falta de respeto sólo dejarlo así; jazz, swing, trova, salsa, bolero, regional de Bogotá, una mega fusión de ritmos que dan honor el título de su álbum, trópicos engranados por sones y sincronización de instrumentos clásicos más un sonajero. Con tres materiales, Periné pasó de ser un grupo conformado por Catalina, Nicolás y Camilo, en aquella única edición de jóvenes promesas del balckberry, a llenar el Plaza Condesa. Dando calidad en su audio (sin la excepción del proyecto abridor), un sublime juego de luces y una pantalla que quizá falto explotar más. Sin mencionar la seductora y diversa selección de guardarropa por parte de Catalina.